La felicidad es el precursor del éxito laboral

Tradicionalmente el trabajo fue visto como algo que se toma en serio y con disciplina pero los tiempos cambian y con ello sus paradigmas. Actualmente dominan los trabajos que demandan creatividad y razonamiento. En cuanto a lo anterior, estudios demostraron que en trabajos intelectualmente intensivos la presión tiene un impacto negativo sobre el rendimiento y empresas como Google y Facebook lo saben. Esa es una de las razones por las cuales crearon culturas de trabajo con una motivación intrínseca.

Pero hablando desde nuestra perspectiva. ¿Quién no desea divertirse en su trabajo? ¿Realmente es posible pasarla bien y ser productivo? En este artículo te explicaré que no sólo es posible, sino que las dos cosas van mano a mano.

The Happiness Advantage de Shawn Achor es un libro que explica cómo la felicidad aumenta a la productividad, analiza numerosos estudios demostrando que las personas más felices tienden a tener más éxito profesional. Como bien explica Shawn, las personas piensan que el éxito es el precursor de la felicidad. Pero si eso fuera el caso, ¿Por qué hay tantas personas exitosas pero infelices? ¿Y tantas personas felices pero consideradas pobres por los estándares del éxito?

Pero en realidad es al revés, la felicidad es precursor del éxito. Más de una década de investigación en el área de la psicología positiva y neurociencia muestra que la felicidad y el optimismo son el combustible del rendimiento. Son demasiados para listar pero algunos estudios demostraron que:

  • Médicos puestos en buen humor realizaron diagnósticos precisos con un 19% más de rapidez que los médicos en estado neutral.
  • Vendedores optimistas superan en ventas un promedio de 56% a sus contrapartes.
  • Estudiantes puestos de buen humor rinden mucho mejor que sus compañeros neutrales.

Ya sé que estás pensando… no podemos estar positivos presionando un botón? No siempre es posible estar feliz y muchos pensamos que tenemos poco control sobre nuestro estado de ánimo. ¡Pero la psicología positiva demuestra que sí está en nuestro poder! Hay varias formas de tomar control sobre nuestro estado de ánimo, por ejemplo a través de la meditación, los ejercicios físicos y la alimentación.

Personalmente noté el efecto positivo sobre mi productividad durante el próximo día de haber meditado más de lo usual. Este estado se conoce como “Flow” popularizado por Mihaly Csikszentmihalyi. Flow sucede cuando te sumerges tanto en una actividad que no piensas en las distracciones usuales, resultando en un rendimiento mayor.

Hay dos cosas más que tienen un efecto grande sobre nuestra felicidad y productividad; la alimentación y los ejercicios físicos. El Dr. Michael Greger menciona estudios con pacientes que adoptaron una dieta basada en plantas en donde los grupos veganos experimentaron mayores niveles de energía, funcionalidad física, mental, y productividad laboral!

¿Cuáles son las evidencias en cuanto a los ejercicios físicos? Investigadores de la universidad de Duke demostraron que los ejercicios físicos tenían un efecto tan efectivo como medicación a la hora de eliminar a la depresión.

En síntesis, no es un hábito o una metodología en particular la que afecta a nuestro bienestar y éxito, es la suma de todos nuestros hábitos. Si un cambio de estilo de vida da resultados tan grandes como los experimentos de arriba demuestran, imagínate que sucedería si adoptas varios al mismo tiempo. Obtendrás un efecto sinergístico!

Cheers


Also published on Medium.