“Nunca va a cambiar esto.” Cómo superar a la memoria autobiográfica generalizada.

Quiero escribir brevemente sobre algo que acabo de leer en el libro Mindfulness, finding peace in a frantic world. Trata sobre overgeneral autobiographical memory y es algo con lo que puedo identificar porque lo he experimentado.

Alguna vez has estado tan mal por un tiempo prolongado que pensaste que ya nunca más estarías bien? Es esa sensación de irreversibilidad que uno siente en esas situaciones puede ser un producto de PTSD, (post traumatic stress disorder) que normalmente es provocado por un evento traumático.

El libro cuenta del caso de Kate. Kate terminó en un hospital por una sobredosis de antidepresivos. Ella no sabía como terminó así ya que le daba vergüenza pero, de algun modo terminó sentiendose así luego de haber tenido un accidente en donde llevaba a su sobrina. Todos los participantes salieron illesos del accidente pero de alguna forma ella se sentía culpable. Cada vez entraba más profundo a un ciclo negativo. Con el tiempo esos sentimientos solo podían describirse como estados mentales dolorosos y prolongados. Agitación, vacío, desesperanza, confusión. Ya no pensaba tanto en el evento si no que se enfocaba cada vez mas en su estado mental negativo en sí.

Cualquier persona que ha experimentado algo así sabrá que en momentos parece que nunca más podrá estar bien. Pero por qué pasa eso? Estudios científicos mostraron que tiene que ver con el funcionamiento de nuestra memoria.

Normalmente podemos recolectar memorias específicas sin problemas. Pero cuando estamos en un estado exhausto y depresivo, en vez de ayudarnos a recuperar memorias específicas, nuestro cerebro cada vez más tiende a parar en el primer paso de la recolección. Nos da un resumen de los eventos, no los eventos en sí. Y el resumen esta pintado con las emociones negativas.

Estudios de Oxford han mostrado que estos patrones de no poder recolectar memorias específicas son muy comunes en personas que están demasiado cansadas o frenéticas como para pensar con precisión, personas propensas a la depresión o aquellas que han experimentado enventos traumáticos.

Un experimento que puedes hacer:

Imagínate un bar lleno de personas y ves a un amigo hablando con un compañero tuyo. Le saludas con una seña sonríendo, pero no parece notarte. Cuales son los pensamientos que te pasan por la cabeza? Como te sientes?

Puedes mostrar este ejemplo a una docena de personas y probablemente esa será la cantidad de respuestas que obtendrás. Es que las personas interpretan la situación más de acuerdo a su estado mental, que de algúna realidad concreta y objetiva.

Si una persona recientemente ha experimentado algo muy positivo y está con un humor genial, probablemente pensará que simplemente no le vieron. Pero si la persona se siente con angustia, puede ser que concluya que sus amistades estan tratando de evitarla.

Vemos que mientras mas fuerte nuestra memoria general, mas se congela nuestra vista del mundo y tendemos a ver todo en forma general. No como eventos aislados si no que en blanco y negro. Lo bueno es, que podemos salir de esta situación, aunque no nos parezca posible.

Un estudio ha encontrado que ocho semanas de entrenamiento mindfulness ayuda a nuestra memoria a trabajar más específicamente y menos overgeneral.[1]

Yo puedo confirmarlo a través de mi experiencia propia. Además de haber cambiado mucho la forma de interpretar los sucesos y recolectar experiencias, cuando estoy en una situación negativa hoy en día, soy mas mindful es decir me suelo dar cuenta cuando estoy teniendo pensamientos demasiado generales como “nunca luego me sale, o siempre pasa esto…” etc.


Also published on Medium.